Conclusiones del V Encuentro Ibérico de Comunicación Científica y Periodismo

V ENCUENTRO IBÉRICO SCICOMPT-AEC2

Conclusiones del V Encuentro Ibérico de Comunicación Científica y Periodismo

Colaboración, profesionalización y evaluación

Conclusiones del V Encuentro Ibérico de Comunicación Científica y Periodismo

Gema Revuelta, en nombre de las personas reunidas en el Encuentro

La Rede de Comunicação de Ciência e Tecnologia de Portugal (SciComPt) y la Asociación Española de Comunicación Científica (AEC2) celebraron el pasado 24 de octubre, en Granada, el V Encuentro Ibérico de Comunicación Científica y Periodismo. El Encuentro se organizó justo el día anterior al inicio del Congreso de Comunicación Social de la Ciencia 2023 (CCSC23), puesto que ambos eventos guardan una estrecha relación.

En el Encuentro, representantes de ambas asociaciones se reunieron en tres grupos de trabajo en los que se plantearon las principales cuestiones que centraron después el CCSC23. El objetivo principal es ver las maneras de colaborar entre profesionales de Portugal y España y de avanzar en una mejor comunicación científica.

En esta ocasión participaron: Ana Santos Carvalho, Instituto de Investigação Interdisciplinar y Centro de Neurociências e Biologia Celular (Universidade de Coimbra); Anabela Carvalho, Departamento de Ciências da Comunicação, Universidade do Minho; Ana Delicado, Instituto de Ciências Sociais, Universidade de Lisboa; Cristina Luís, CIUHCT – Centro Interuniversitário de História das Ciências e da Tecnologia & Faculdade de Ciências da Universidade de Lisboa; Maria Vicente, Plataforma de Ciência Aberta; Sara Bettencourt, ARDITI, MARE Madeira; Teresa Cruz, directora de la Fundación Descubre; Luis Zurano, UCC Universidad Politécnica de Valencia; Laura Ferrando, profesional independiente en comunicación social de la ciencia; Isabel Fernández Morales. Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS) del CSIC – responsable de contenidos del portal y blog Envejecimiento en red del CSIC; Simón Perera, secretario general de Prisma Ciencia y Gema Revuelta, directora del Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universidad Pompeu Fabra.

Los tres temas en los que se centraron las sesiones fueron la relación entre la investigación y la práctica de la comunicación científica, el papel de la comunicación en la ciencia ciudadana y la responsabilidad social de la comunicación científica.

Después de las sesiones de trabajo, nos volvimos a reunir y compartimos las principales ideas y conclusiones que habían surgido en cada mesa. El análisis de nuestras reflexiones, experiencias, retos y sugerencias dejó muy claro que en las tres mesas había aspectos que se habían repetido de manera constante. En concreto, los tres conceptos más repetidos en todas las sesiones fueron: colaboración, profesionalización y evaluación. Estas palabras resumen muy bien las claves que deberían marcar la colaboración entre ambos países para afrontar los retos actuales y avanzar hacia un mejor futuro de la profesión y de la propia comunicación.

“Los tres conceptos más repetidos en todas las sesiones fueron: colaboración, profesionalización y evaluación

Como no podía ser menos, compartimos también aquí los resúmenes de cada uno de los grupos de trabajo:

CONCLUSIONES

MESA 1. Relación entre investigación y la práctica de la comunicación científica

Estado general de la cuestión

  • La investigación hasta hoy ha sido muy descriptiva y poco propositiva, no plantea cómo solucionar problemas. Está demasiado orientada hacia la teoría y para poder avanzar, para poder mejorar la comunicación hay que hacer investigación más práctica. Un diagnóstico que es común para España y Portugal
  • Existe un divorcio, una brecha entre los académicos que estudian la comunicación científica y los que hacen comunicación científica. Es necesario conectarlos de forma más eficiente, fomentar un mayor diálogo entre ambos agentes, aproximar la investigación a la práctica profesional de comunicación científica.
  • Es importante que haya más estudios que sean codiseñados con esos comunicadores de ciencia. Y, también, con otros grupos sociales que hablan de ciencia. Por ejemplo, activistas.
  • De la investigación sobre ciencia que se lleva a cabo, coincidimos en que está demasiado centrada en el gran público… pero aquí habría que preguntarse si se tiene en cuenta a públicos minoritarios. A pesar de que hoy hay más iniciativas para públicos minoritarios, nos queda mucho camino por recorrer.
    • La Academia ha despertado esta inquietud por promover una comunicación científica más inclusiva, porque no estaba llegando a determinados grupos más vulnerables, y gracias a ello los comunicadores empiezan a tener esas iniciativas, pero es una realidad todavía incipiente
  • Es preciso también trabajar la comunicación científica para públicos específicos como dirigentes políticos, dirigentes empresariales, etc.  Porque hasta ahora, la investigación en comunicación científica se ha centrado más en la crítica social, a cómo se está comunicando, cuáles son los fallos del sistema de la percepción de la ciencia de los políticos, se ha avanzado mucho en describir el sistema de comunicación pública de la ciencia.
    • Nuestro siguiente paso es plantearse: cómo podemos hacer para que los políticos tengan una mente más abierta. Esto está descrito también: cómo la línea política define tu posición. Y desde la investigación hay que ir más allá de la crítica, hay que intentar escuchar más a los periodistas, a los comunicadores, qué problemas tienen para comunicar.
La formación, clave

  • Hablamos de un binomio de investigación y comunicación. Y el tercer vértice del triángulo es la formación. Muchas veces en los programas formativos se insiste mucho en las competencias, en las habilidades. Pero hay otra serie de competencias que son más conceptuales. Deberíamos estar hablando de un triángulo en el que todos los actores tienen que estar relacionados
  • Muchos científicos no tienen ninguna formación en comunicación. Muchas veces actúan de relaciones públicas y no de comunicación. Quiere persuadir a la gente que sus resultados son buenos, pero no quiere dialogar. Además, en no pocas ocasiones hay prejuicios sobre los públicos, sus conocimientos, la importancia de integrar a los diferentes públicos. Hemos de trabajar por acabar con estos estereotipos, con una visión que es excesivamente simplista; y este trabajo es clave. Hay que enseñar a hablar en público y enseñar a escuchar al público
Auge de la comunicación científica, pero…

La comunicación de ciencia está viviendo un gran momento en los proyectos de investigación; no se concibe un proyecto sin ella, pero el problema es que muchos científicos aún sienten que es algo en lo que no tienen que estar involucrados. Muchos no se creen la comunicación y menos el fomento de una comunicación más participativa y que tenga en cuenta los resultados. Hay que eliminar esa cultura del “check” en los proyectos

MESA 2. LA COMUNICACIÓN EN LA CIENCIA CIUDADANA

Similitudes:
  • Es necesario definir el concepto de ciencia ciudadana (CC). Se necesitan directrices y criterios sólidos. Muchos proyectos identificados como CC en realidad no lo son, sino que son proyectos de cultura o de comunicación científicas.
  • Existen iniciativas para mapear proyectos de CC en ambos países.
Diferencias:
  • Mayor financiación, estructura del desarrollo de la CC en España, en comparación con Portugal.
¿Qué papel juega la comunicación científica en el nuevo modelo de ciencia ciudadana?
  • La comunicación de la ciencia juega un papel clave en la CC. Es esencial para promover la participación de los ciudadanos, la comunidad científica y las instituciones de la sociedad civil, para influir en los responsables de la toma de decisiones y para aumentar la concienciación. Esto debe hacerse a través de diferentes canales para llegar a diferentes audiencias.
¿Cómo podemos adaptar los formatos y herramientas de la comunicación científica tradicional a las necesidades de la ciencia ciudadana?
  • Los formatos y herramientas son adaptables, cualquiera de los formatos utilizados habitualmente en proyectos de comunicación científica puede emplearse en CC.
  • A menudo los investigadores recurren a las redes sociales porque no tienen tiempo para dedicar a la comunicación, o incluso porque no tienen la formación o las herramientas de comunicación para aplicarlas.
¿Existe un modelo de comunicación científica específico para la ciencia ciudadana?
  • No. Debido a la gran carga de trabajo, la falta de recursos, infraestructuras y conocimientos para una comunicación eficaz, la comunicación corre a cargo del equipo de investigación, que acaba utilizando las redes sociales porque son más fáciles y baratas. 


Es difícil pasar del nivel regional al nacional. Es difícil expandirse. El trabajo en red es fundamental.

Hay muchos problemas, las soluciones tienen que ser diversas y adaptadas a las necesidades de cada realidad. Cruzar perspectivas y experiencias es muy importante. Es necesario que todos creen redes para dar forma y promover la profesionalización de la Comunicación Científica.

MESA 3. RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LA COMUNICACIÓN CIENTÍFICA

  • Todas las partes involucradas en la ciencia y su comunicación tienen la responsabilidad de preguntarse por el impacto social de las investigaciones (en temas como consecuencias en políticas públicas, bienestar, economía, inclusión de personas y comunidades diversas y/o minorizadas, etc.) y de intentar que el impacto social sea positivo. 
  • En el caso concreto de los medios de comunicación, esto implica preguntar a los investigadores por cómo han tenido en cuenta los factores éticos (p.ej. de diversidad e inclusión), por qué no los han tenido en cuenta si es el caso, cuáles son los impactos sociales esperados de las investigaciones (buenos y malos), etc. 
  • Este papel crítico también lo comparten en realidad las unidades de comunicación, que deberían atender de forma sistemática (p.ej. con un checklist), con espíritu de transparencia (p.ej. que se recoja de forma anual y se comparta con la gestión de los centros) y con una voluntad de mejora continua que implique un diálogo continuo con las comunidades de personas implicadas en la diversidad. 
  • Y se debe plantear de forma comprometida, que incluya una planificación estratégica, exhaustiva (teniendo en cuenta todas las comunidades), abierta a la experimentación (nuevos medios, canales adaptados…) y mensurable (con KPIs).
  • Medios de comunicación y unidades de comunicación también comparten la responsabilidad de contextualizar lo que se comunica, de forma interseccional. Para ello las unidades deben funcionar de forma más profesionalizada, incluyendo perfiles diferentes.
Conclusiones del V Encuentro Ibérico de Comunicación Científica y Periodismo

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCUBRE MÁS

El Museo Elder de Ciencia y Tecnología
Sin categoría

El Museo Elder de Ciencia y Tecnología

Autora: Victoria Rodríguez García Desde principios del siglo pasado se puso “de moda” crear espacios interactivos de ciencia para las personas: museos, por supuesto. Estos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad