Bienvenido León analiza las técnicas de comunicación de 10 de los grandes: de Galileo a Rodríguez de la Fuente

Bienvenido León analiza las técnicas de comunicación de 10 de los grandes: de Galileo a Rodríguez de la Fuente

Autora: Gema Revuelta

¿Qué tienen en común Galileo Galilei, Rachel Carson, Carl Sagan, Jane Goodall y Félix Rodríguez de la Fuente? Aunque son personajes de distintas épocas, países y ocupaciones, comparten varias cosas: biografías apasionantes, amor por la ciencia, y, sobre todo, una extraordinaria capacidad para comunicar el conocimiento de forma que resulta interesante, no solo para los especialistas sino para cualquier persona.

Bienvenido León, socio de la AEC2, catedrático de la Universidad de Navarra y uno de los grandes referentes de la comunicación científica, acaba de publicar Grandes comunicadores de la ciencia. De Galileo a Rodríguez de la Fuente (Comares y Fundación Lilly, 2024). La obra recorre la historia de la comunicación de la ciencia, a través de diez personajes que han demostrado ser maestros a la hora de comunicar cuestiones científicas de forma interesante para el conjunto de la sociedad.

Todos ellos tienen también un punto de rebeldía, lo que les permite no estar encasillados. Por ejemplo, la mayoría muestra que es capaz de relacionar conocimientos de distintas disciplinas y eso, que por una parte permite una comprensión científica más global de los problemas e incluso llegar a nuevas teorías, ayuda también a mejorar la comunicación. Muchos no solo son científicos excelentes, sino que dominan también las artes plásticas (pintura, dibujo, etc.), las técnicas del color o la fotografía, lo que les ayuda también en sus tareas comunicativas. En otros casos, saltan barreras de género, y esto es fácilmente apreciable en las biografías de las tres comunicadoras que incluye esta obra. Finalmente, todos ellos salen de sus círculos estrictamente académicos y comunican con el público no especialista, muchas veces incluso sin estudios.

El recorrido comienza con Galileo Galilei, en cuyo Diálogo sobre los máximos sistemas del mundo (1632). Galileo utilizó el formato de conversaciones o diálogos en su labor divulgativa, pero entre los personajes analizados encontramos otros muchos recursos y claves comunicativas. Probablemente la herramienta más poderosa sea la de construir relatos. Muchos de los grandes comunicadores de la ciencia han sido también grandes contadores de historias. Sin duda, Félix Rodríguez de la Fuente fue uno de los mejores.

Otra de las claves es saber adoptar la perspectiva del público para explicar las cuestiones científicas, para conectar con sus intereses con su realidad más próxima. Una de las primeras en entender la importancia de este principio fue Jane Marcet, divulgadora de diversas disciplinas, autora de obras como Conversaciones sobre química (1805) o Conversaciones sobre economía política (1816).

Los documentales que David Attenborough ha escrito y presentado durante siete décadas dan buena fe de que es posible combinar combinar información, educación y entretenimiento y hacerlo en perfecta armonía. Al igual que la prolífica obra de Carl Sagan, incluida su exitosa serie documental Cosmos (1980), también atestigua que la ciencia puede resultar no solo amena sino incluso apasionante.

Mediante estas técnicas y otras que se analizan en este libro con ayuda de la doctrina retórica, estos grandes comunicadores de la ciencia han logrado difundir conocimientos que sencillamente han cambiado el mundo. Este es el caso de Charles Darwin, cuya obra El origen de las especies (1859) alcanzó un éxito inmediato y dio a conocer una nueva lente para entender la vida: la teoría de la evolución por selección natural.

Un siglo después, otra gran divulgadora, Rachel Carson, también cambiaría el curso de la historia. Su libro Primavera silenciosa (1962) denunció el uso indiscriminado de pesticidas químicos y consiguió que el nocivo DDT fuera prohibido, primero en EEUU y, con el tiempo, en otros muchos países.

El recorrido de este libro termina en Jane Goodall, una primatóloga que, durante más de medio siglo, ha sabido transmitir sus hallazgos científicos al conjunto de la sociedad, a través de libros, artículos y películas. Sin duda, sus obras nos han ayudado a comprender y respetar la naturaleza, incluso a entendernos mejor a nosotros mismos, los seres humanos. 

La magnífica labor de comunicación que han llevado a cabo estos personajes solo puede explicarse a partir de sus extraordinarias biografías. Algunos, como Alexander von Humboldt, fueron aventureros que recorrieron el mundo; otros llevaron una vida tranquila, centrada en su trabajo. Algunos fueron grandes oradores, otros destacaron por la calidad de su escritura. Pero todos ellos tienen algo en común: una inagotable pasión por llevar la ciencia hasta el conjunto de la sociedad.

Personalmente, creo que este libro no solo es muy recomendable para cualquier persona, sino que debería ser imprescindible para todas las que nos dedicamos a la comunicación pública de la ciencia, seamos principiantes en esta profesión o llevemos décadas de experiencia. Es una obra que se disfruta y de la que se aprende.

GRANDES COMUNICADORES DE LA CIENCIA
De Galileo a Rodríguez de la Fuente

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCUBRE MÁS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad