10 ideas sobre el periodismo científico

10 ideas sobre el periodismo científico

Sobre la base de un artículo de Tim Badford, periodista de el Guardian, donde ha sido editor científico y literario entre otras ocupaciones, ofrezco aquí diez ideas sobre cómo ha de ser, a mi juicio, el periodismo de ciencia y la divulgación. Le ahorro al amable lector las generales de la ley, las que insisten en que el periodismo, cualquier periodismo, ha de tener actualidad, novedad, credibilidad, objetividad, relevancia, contenido, contextualización, certeza, selección, explicación, verdad, precisión, etcétera, porque estamos en una página de periodistas y comunicadores que conocen bien este asunto, así que ahí voy directo al asunto. Insisto, las doy por sabidas, no por periclitadas.

1. Escribe para el lector. No para la fuente, no para tu jefe, no para el profesor de física que te suspendió. Piensa en el lector. Te lee mientras toma café o va en metro. No te conoce y no le importas. Cuéntale una buena historia que le interese y le atrape.

2. La primera frase de cada artículo es la más importante de tu vida. Luego, cada una de las siguientes. Piénsalas bien. Tú estás obligado a escribir pero a nadie le van a obligar a leerte. Y junto a tu artículo hay otras historias que llaman al lector, así que usas frases claras, no te des importancia y no empujes al lector a otro artículo.

3. Recuerda que el lector no tiene memoria, pero no le trates como a un estúpido. Ni sobrestimes sus conocimientos ni subestimes su inteligencia. Si es complejo, no lo hagas complicado; nadie te acusará de haberte entendido. Deja las notas a pie de páginas para tus otros artículos.

4. Cuenta una historia por artículo. Aunque el entrevistado hable de varias cosas diferentes, céntrate en una de ellas y cuéntala bien. No te separes demasiado del corazón de la historia pero dale color al contorno. Di tu historia con una sola frase y escúchatela decir. Si se sostiene ante tu madre, o ante tu jefe, el artículo se sostendrá. Luego será fácil seguir con las demás.

5. Cada palabra tiene su significado: úsalas bien. Consulta el diccionario y los manuales. No solemnices tu ignorancia con palabras pomposas mal utilizadas. No te hagas el importante con frases complicadas y palabras largas. No todo se realiza, algunas cosas se hacen, pero no se pueden hacer verbos de cualquier adjetivo: hipotizar no es establecer una hipótesis sino decir un disparate.

6. Las metáforas son fantásticas, pero úsalas con cabeza y nos las mezcles. Los clichés pueden ser horribles, pero usados correctamente ayudan. Nunca tienes que ser el más listo, pero con frecuencia has de ser rápido.

7. Escribes de ciencia pero no eres un científico, ni aunque lo seas. Usa las palabras correctas, pero no la jerga de quien cuenta la historia. No uses el mismo lenguaje que cuando te vas de cañas, pero no pretendas ser un académico, excepto por tu uso de la gramática.

8. Cuando cuentas una historia, piensa cómo le afectará al lector. Procura encontrar un ángulo que te acerque a la gente, habla de lo que le incumbe.

9. Lee, lee y lee. Novelas, ciencia ficción, divulgación, poesía, ensayo. Y, por supuesto, periódicos, revistas, blogs de ciencia. Estate atento y léelo todo.

10. Eres responsable de lo que escribes, así que escribe con responsabilidad.  Y con verdad. Piensa que siempre hay otra cara en lo que cuentas, busca la objetividad. No hace falta que seas honesto, pero nunca dejes de escribir con honradez.


El artículo completo Tim Badford en: http://www.guardian.co.uk/science/blog/2011/jan/19/manifesto-simple-scribe-commandments-journalists?INTCMP=SRCH

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DESCUBRE MÁS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad