Dinosaurios que dejan huella (manchega)

Dinosaurios que dejan huella (manchega)

Por Laura Chaparro Domínguez

La delegación de la AECC posa con el dinosaurio Pepito y vecinos de La Cierva. Fotos: Antonio Calvo Roy.
Socios de la AECC posan con el dinosaurio Pepito y vecinos de La Cierva. Los acompaña también el presidente de la diputación de Cuenca, Benjamín Prieto Valencia, y el paleontólogo Francisco Ortega. Fotos: Antonio Calvo Roy.

Cuenca es mucho más que las Casas Colgadas. Una delegación de la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) recorrió el pasado viernes 17 de abril ‘La ruta de los dinosaurios’, con los yacimientos de Lo Hueco y Las Hoyas como platos fuertes de la jornada.

“Se llama Concavenator corcovatus y significa ‘cazador jorobado’”. Con solo seis años, los niños de La Cierva (Cuenca) ya saben que la reproducción del dinosaurio ubicada en la entrada de su pueblo se corresponde con un animal de unos 125 millones de años de antigüedad. Los habitantes de la pequeña localidad –de unas 50 personas censadas–, se muestran encantados con su nuevo ‘vecino’ y con formar parte de ‘La ruta de los dinosaurios’, inaugurada hace solo unas semanas.

“Es muy bueno para el pueblo”, comenta una de las vecinas a la delegación de la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) que se acercó a estos nuevos puntos turísticos, invitados por la Diputación Provincial de Cuenca.

El Museo de Paleontología-Tierra de Dinosaurios es el eje central del recorrido. Con unas seis hectáreas de extensión y ubicado en una colina frente a la ciudad de las Casas Colgadas, el centro acaba de abrir sus puertas con unas 30 reproducciones de animales que vivieron en Castilla-La Mancha y algunos fósiles originales, hasta ahora expuestos en otros museos o incluso olvidados en almacenes.

Las dos zonas más importantes son las dedicadas a los yacimientos de Las Hoyas y Lo Hueco, que está previsto que se amplíen en los próximos meses con más restos. También se recrearán yacimientos en el perímetro exterior del centro e incluso se instalará un  acuario virtual. Hasta el próximo 30 de abril, la visita es gratuita.

Fósiles para parar un tren

En esta nave industrial permanecen los 10.000 fósiles de Lo Hueco.
En esta nave industrial permanecen los 10.000 fósiles de Lo Hueco.

El descubrimiento de los fósiles de Lo Hueco fue de lo más casual que uno se pueda imaginar. En mayo de 2007, mientras se construían las vías del AVE Madrid-Cuenca a su paso por Fuentes, los técnicos hallaron algunos fragmentos y avisaron a las autoridades, paralizando las obras. “Fue espectacular porque estaba todo lleno de restos”, recuerda José Luis Martínez Pombo, jefe de Infraestructuras de Adif en esos momentos.

Alrededor de 100 técnicos excavaron 50.000 m3 de roca en menos de un año, y extrajeron casi 10.000 piezas que dibujaban un ecosistema del Cretácico Superior de hace 72 millones de años. “Es uno de los yacimientos más importantes de Europa”, afirma Francisco Ortega, investigador del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED y director de la unidad paleontológica que coordinó las tareas en esos momentos.

Todos los restos se trasladaron a una nave industrial, pero se quedó pequeña y hubo que sustituirla por otra. Ahí permanecen ahora, estudiados por una veintena de investigadores de la UNED, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid y otras instituciones nacionales e internacionales.

De momento han descifrado el 10% y, para poder procesarlo todo, con el personal actual harán falta varias décadas más. Con el objetivo de apoyar a los científicos se han puesto en marcha talleres de empleo temporal destinados a gente de la zona.

Uno de los principales rasgos del yacimiento, por ser fuera de lo común, es la gran presencia de saurópodos que alberga: el 87% de todos los dinosaurios encontrados. La réplica de uno de ellos, conocido Epi, con su largo cuello y sus anchas patas, se alza majestuosamente en Fuentes, donde se ha abierto un Centro de Interpretación.

Una belleza estética

A unos kilómetros de Lo Hueco, en La Cierva se ubica uno de los depósitos de conservación más importantes del mundo, el de Las Hoyas. Descubierto en los años 80, los más de 30.000 fósiles se remontan al Cretácico Inferior, hace unos 130 millones de años, y se conservan en un sorprendente buen estado. Muy cerca, Cañada del Hoyo alberga otro Centro de Interpretación.

Los socios de la AECC, a los pies del saurópodo Epi, en Fuentes.
Los socios de la AECC, a los pies del saurópodo Epi, en Fuentes.

Aquí la estrella es el Concavenator corcovatus, bautizado como Pepito, un fósil exclusivo de Cuenca que pertenece a un gran depredador. “En términos estéticos es una belleza”, reconoce el paleontólogo de la UNED. Sus preciados fósiles se encuentran ahora en una exposición temporal en Japón, junto a decenas más de Las Hoyas y Lo Hueco.

En ambos yacimientos “hay verdaderas maravillas”, afirma Fátima Marcos, profesora asociada del departamento de Pintura y Restauración de la UCM y miembro del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED. “Una vértebra dorsal es una maravilla estética”, recalca. Esta investigadora es la única de España formada académicamente en conservación paleontológica.

De Cuenca a Pompeya

Tras degustar las delicias de la gastronomía manchega y una breve visita a las Lagunas de Cañada del Hoyo –peculiares porque cada una es de un color–, la delegación de la AECC concluyó su maratoniana jornada en Torrejoncillo del Rey donde, 72 millones de años después de la extinción de los dinosaurios, los romanos explotaron allí cientos de minas de cristal.

Grandes fragmentos de Lapis specularis procedentes de estas cavidades se han hallado en la extinguida ciudad de Pompeya, utilizados como ventanas. Desde esta mina, extraídas por pozos, las delicadas piezas eran transportadas por las calzadas romanas hasta el puerto de Carthago Nova (la actual Cartagena), y de ahí viajaban en barco por el Mediterráneo al resto del Imperio romano.

“En la zona existen unas 600 minas de este tipo”, calcula Juan Carlos Guisado, arqueólogo de la UAM. La de Torrejoncillo del Rey fue descubierta en los años 50 por unos vecinos, que pensaban que el pozo escondía un tesoro. Y estaban en lo cierto porque los cristales escondidos en su interior son de una belleza sin igual, con un valor estético y arqueológico incalculable.

Los cristales de esta mina conquense llegaron hasta Pompeya.
Los cristales de esta mina conquense llegaron hasta Pompeya.

La mina estuvo en funcionamiento unos 150 años –hasta que empezó a desarrollarse el vidrio– y dio trabajo a cientos de personas, desde los mineros, altamente cualificados, a todo el personal de apoyo y servicios que giraba alrededor. “El emperador le sacaba el máximo rendimiento”, admite Guisado.

Tanto esta alternativa turística, conocida como geoturismo, como el dinoturismo persiguen situar a Cuenca como una de las provincias con mayor patrimonio paleontológico y geológico del país. “Contamos con la ayuda de los científicos para poder trasladar conocimientos al público de forma rigurosa”, subraya Benjamín Prieto, presidente de la Diputación al finalizar la jornada.

 

Más fotos de la visita de los socios de la AECC a la tierra de los dinosaurios:

El Museo Paleontológico alberga 30 reproducciones de animales de Castilla La Mancha.
Aspecto de la visita de socios de la AECC a La Ruta de los Dinosaurios en Cuenca.
visita dinosaurios1
El Museo Paleontológico alberga 30 reproducciones de animales de Castilla La Mancha.
El dinoturismo busca situar a Cuenca como una de las provincias con mayor patrimonio paleontológico y geológico del país.
Las visitas a museos y a sitios de interés científico son otra de las ventajas de ser socio de la AECC.
Las visitas a museos y a sitios de interés científico son otra de las ventajas de ser socio de la AECC.

 

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DESCUBRE MÁS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad