Perdonen que presuma, pero la tengo pequeña

Perdona, pero la tengo pequeña

Perdonen que presuma, pero la tengo pequeña

Autora: Elena Lázaro

Vuelvo de Oviedo y Coruña con un subidón comunicativo que no me tengo. A Vetusta me invitaron el Instituto de Neurociencias de Asturias y la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Oviedo para participar en su Semana de la Ciencia. A Marineda fui como presidenta del jurado de la última edición de los Premios Prismas de los Museos Científicos Coruñeses.

En Asturias querían que en su Año Cajal hubiera un poco de salseo y me llevaron a contarles lo de aquel día que don Santiago gritó maricón a don Pío. Y allá que fui con el chisme. Con el chisme y con toda la historia que hay detrás de aquella bronca. Una historia que retrata tan bien a esas maneras tan diversas de ser español. Comencé advirtiendo que ni soy objetiva ni tengo bien trabajados mis sesgos y que para mi menda, don Pío es un referente democrático y de diversidad del que convendría sacar pecho. ¡Menudo tío!, que dirían Las Maris de la divulgación.

Pero lo que vengo a contar no tiene que ver con don Pío. Hago un alto en este relato para preguntarme: ¿será mi empeño en hablar de Río Hortega un síntoma de la expresidencia como el que padece Antonio Calvo con Odón de Buen? Sigo.

La sala estaba a media entrada, algo que lamentó Itziar Ahedo, la coordinadora de la UCCi de Oviedo, que me explicó que llevan medio mes colgando el sold out en todas las charlas organizadas. A mí, que 40 ovetenses me regalen una hora de su tiempo me parece un verdadero lujo. No había personal universitario ni siquiera personas relacionadas con la investigación científica. Eran esa entelequia que describimos como “público general” cada vez que redactamos un proyecto de divulgación. Sólo tres personas de la sala conocían a Pío del Río Hortega antes de que me dieran el micro. Disfruté como una criatura con zapatos nuevos, como un marrano en un charco, como una mona… (elijan la comparación que prefieran y menos ofenda). Y no solo por desvirgar al público piísticamente hablando, sino porque suelo disfrutar más la intimidad que los eventos de masas. No me malinterpreten. El final de este vídeo en Naukas 2019 prueba que también me divierto con un teatro lleno. La convocatoria anual de Las que cuentan la ciencia en Córdoba evidencia que soy consciente del extraordinario valor que tienen los espectáculos de divulgación. Aplaudo iniciativas como el Muy Interesante Science Fest del 18 de noviembre en la Sala Capitol, aunque no me guste la falta de paridad de su cartel y me chirríe ese empeño de “vender” las actividades como el mayor, el más grande, el más … evento.

Este año en Coruña, los Primas han premiado precisamente ideas, proyectos e instituciones que destacan por su labor constante, humilde y a veces invisibilizada, de transferencia social del conocimiento. Y los 30 años del Planetario de Pamplona, Premio Especial del Jurado 2023 son el ejemplo perfecto de cómo los proyectos, cuando se les deja el tiempo suficiente, alcanzan un impacto social impresionante. Los propios Premios Prismas son un ejemplo de lo que la confianza y el pensamiento a largo plazo pueden conseguir. 36 ediciones han convertido a Coruña en referente nacional de la comunicación científica, aunque no haya miles de cámaras ni alfombra roja esperando a los premiados. 

Yo confieso que me siento mucho más cómoda fardando de tenerla pequeña, la divulgación; que mis cosas favoritas entre todas las actividades que organizamos en la Universidad de Córdoba son las tertulias en patios de vecinos que montamos en La Noche de los Investigadores y a las que asisten apenas una veintena de personas por sesión; que considero más necesaria la labor de las, como dice Silvia Márquez Calvente, “hormiguitas de la comunicación científica”, que la de las grandes estrellas, con toda su respetable contingencia. Muchas de esas “hormiguitas” estuvieron en el Congreso de Comunicación Social de la Ciencia de Granada. Vale, en 7 minutos o en un póster, pero ya saldrán las actas y podrán conocerlas en detalle.  No habrá grandes carteles ni serán trending topic, pero seguirán ahí. O eso espero.

Offtopics:

P.D. 1:  Lean Un científico en el armario, que en este evento sí está permitido hablar del libro de cada una.

P.D. 2: La Legislatura ha empezado en mitad de la Semana de la Ciencia, esperemos que se le note

Comparte este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESCUBRE MÁS

GENERACIÓN ZIENCIA Estrategias para una divulgación influyente
Agenda

GENERACIÓN ZIENCIA  

GENERACIÓN ZIENCIA   Estrategias para una divulgación influyente Caixa Forum (Madrid), 27 de mayo de 2024 Una jornada para hablar de la comunicación de la

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad